viernes, 25 de marzo de 2011

La Deforestación en El Salvador y su Historia

 
Viernes 08 de septiembre de 2006.-

Nuestro país se deforesta día a día y somos ya el país más deforestado del Continente Americano. El segundo, si incluimos a Haiti, esto es, a las Islas del Caribe. Las voces de alerta son las mismas que las del pasado, sólo se han incrementado, ya que el problema se mantiene en su calidad pero se ha agudizado en su cantidad devastadora.
Los mantos acuíferos disminuyen; las inundaciones se multiplican; el clima se deteriora y hasta los embalses se llenan de lodo a raudales, aumentando su envejecimiento y disminuyendo su vida útil. Y seguimos construyendo embalses, pero al mismo tiempo, seguimos talando árboles. En esto ultimo hemos cambiado notablemente, pero para empeorar. Antes talábamos decenas de árboles para construir viviendas, hoy talamos millares… Véase últimamente el Espino. Ejemplos adicionales sobran…
El desarrollo económico-vertical hace que los proyectos aumenten de tamaño; pero sin aumentar la conciencia ecologista.
Basta ver extractos de noticias en los medios escritos nacionales:
19 de mayo de 1986.
“Deforestación es peligro para futuro del país”
La creciente deforestación que sufren los pocos bosques y cafetales que hay en el territorio nacional, es un peligro latente para el futuro del país, afirma el agrónomo Manuel Mauricio Martínez.
Señala el técnico que esta deforestación se realiza cuando se talan los bosques y cafetales para obtener leña, la que actualmente la venta de ésta representa buenos negocios. Una “raja” de leña vale ahora hasta 40 centavos (en 1986).
También otro aspecto que influye en este problema, son las urbanizaciones en las principales ciudades del país, donde son taladas zonas de árboles para poder construir, y aunque la demanda de vivienda crece cada día más.
Martínez afirma que el 70 por ciento de la población urbana del país cocina con leña y en las zonas rurales el 95 por ciento. Según informe de CEL, los bosques se están terminando a un ritmo de 22 por ciento por año. Es decir, que dentro de cinco años, los salvadoreños tendremos problemas muy graves, a causa de la deforestación y de la costumbre de cocinar con leña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada